Segundo domingo de Adviento

Se enciende la primera vela

Cambien, el Señor está cerca.

Juan, el bautista:

Fue el mas grande de los profetas. Era hijo de Zacarías e Isabel, la prima de María, y por tanto, era primo de Jesús.

Desde muy joven vivió en el desierto. Oraba y predicaba la venida del Mesías. 

Exige a los hombres y mujeres que cambien para que puedan reconocer al Salvador. Bautizaba con agua a orillas del Jordán. Por eso era llamado Juan El Bautista.

AMBIENTACIÓN:

A medida que transcurre cada semana de Adviento, vamos reflexionando sobre los cambios que tenemos que hacer en nuestra vida para que el mensaje de esperanza pueda hacerse realidad en nosotros.

No podemos quedarnos solamente en oír cosas, sino que tenemos que llevarlas a la practica. 

SE ENCIENTE LA SEGUNDA VELA (ROJA)

ORACIÓN INICIAL:

Señor, al preparar tu venida nos damos cuenta que, en nuestra vida, hay muchas cosas que cambiar, que tú, nos enseñas el amor a todos; y por eso, hoy te pedimos:

ven a cambiar nuestras vidas.

LECTURA: LUCAS 3, 3-6

Juan empezó a predicar su Bautismo por toda la región del Rio Jordán, diciéndoles que cambiaran su manera de vivir para que se les perdonaran sus pecados. Así se cumplía lo que esta escrito en el libro del profeta Isaías: “Una voz grita en el desierto: preparen el camino del Señor, enderecen sus caminos. Rellénense todas las quebradas y aplánense todos los cerros. Los caminos con curvas serán enderezados. Y los ásperos suavizados. Entonces llegará la salvación de Dios y todo mortal la contemplará”

PARA COMENTAR EN FAMILIA:

– ¿Qué quiere decir “La Palabra de Dios vino sobre Juan”?

– ¿Cuál es el mensaje de Juan El Bautista?

– La semana pasada nos comprometimos a preparar el camino del Señor.

Reflexionemos si algunos de nuestros actos:

​¿Enderezaron lo torcido?

​¿Llenaron algún vacío?

​¿Facilitaron alguna tarea?

​¿Hicieron a alguien feliz?

Compartir experiencias

VAMOS A COMPROMETERNOS A SER COMO JUAN

Cada uno complete:

Yo puedo ser como Juan………

Ejemplo:

Yo puedo ser como Juan…

– Orando en mi cuarto como lo hizo él en el desierto.

– Contándole a mis compañeros que nos preparemos para vivir el nacimiento del Niño Jesús.

PETICIONES:

1. Por todos los que, con su trabajo, esfuerzo constante y con su sonrisa, hacen posible vislumbrar la imagen de una Venezuela mejor…

TE LO PEDIMOS, SEÑOR

2. Para que cada hombre vaya descubriendo su misión en nuestro país …

TE LO PEDIMOS, SEÑOR

3. Para que abunde cada día más en Venezuela, la sonrisa de los niños, la entrega de las madres, la confianza de unos para con los otros…

TE LO PEDIMOS, SEÑOR

DESPEDIDA:

Señor, sabemos que estás cerca y que solamente nosotros podemos hacer hoy, con las mismas palabras de Juan te decimos: queremos cambiar nuestra vida.

DURANTE LA SEMANA:

Elige algo situación que no funcione bien, y trabaja para mejorarlo.