¿Quieres ser protagonista del sueño de Dios?

Elige siempre hacer el bien.
Trata a los que te rodean como quieres ser tratado.
Administra bien tu tiempo entre tus deberes escolares, las responsabilidades de la casa y lo que te gusta hacer.
Dosifica el tiempo que dedicas a las “redes” y a Internet
Se buen ejemplo para las personas que te rodean.
Practica la honradez.
Sigue los consejos de las personas que te aman y quieren lo mejor para ti.
Evita aquellas ocasiones y compañías, que te lleven a realizar malas acciones.
Evita aquellas ocasiones y compañías, que te lleven a realizar malas acciones.
Participa en actividades que beneficien a la familia, a la comunidad y a personas que necesiten ayuda.
Proponte hacer lo que te corresponda, con amor, dedicación, esmero y alegría.
Se valiente, Dios te acompaña.
No pierdas la Esperanza, Dios no te desampara.
Invita a otros chicos a rezar el Rosario, a ir a Misa, a leer la Palabra de Dios e historias de santos.