Significado del afiche

Cumplimos nuestro 15 aniversario. A lo largo de todos estos años hemos logrado que millones de niños se unan en oración por la paz y la unión del mundo.

  • Tema de la jornada de este año: las virtudes cardinales (prudencia, justicia, fortaleza y templanza.)
  • Lema: Protagonistas del sueño de Dios.

Fechas de la jornada de este año:

 

Viernes 16 de octubre: colegios.

Sábado 17 de octubre: parroquias y movimientos laicales.

Domingo 18 de octubre: familia.

afiche oficial Un millón de niños rezando el rosario 2020

"Él los convoca, los llama en sus comunidades, los llama en sus ciudades para ir en búsqueda de sus abuelos, de sus mayores, a ponerse de pie y junto a ellos tomar la palabra y poner en acto el sueño con el que el Señor nos soñó."

 Papa Francisco

(Extracto de la Homilía JMJ Panamá 27 de enero 2019).

afiche oficial Un millón de niños rezando el rosario 2020

Observa bien cada detalle:

Celebración, fiesta y alegría por nuestro 15 aniversario.
Jesús nuestro Señor y María nuestra Madre, que nos acompañan en el camino de la fe. Ellos nos invitan a la oración y a la práctica de las devociones como la del Santo Rosario.
Papa Francisco, el Sumo Pontífice, que nos llama a cumplir con el sueño de Dios, a ser cercanos, a evangelizar con nuestras acciones, a ser empáticos con los adultos, las personas necesitadas, los niños y los jóvenes.
Dr. José Gregorio Hernández, nuestro próximo beato, que vivió a cabalidad las virtudes teologales y cardinales como buen cristiano. Un venezolano ejemplar que alza la bandera de nuestro país en señal de que podemos transformar nuestro país si cambiamos la forma de pensar, si somos honestos ciudadanos y actuamos como nos pide nuestro Señor Jesucristo desde el amor, la unión y la paz.
Niños con letreros de las virtudes cardinales que todos debemos practicar en la casa, la escuela y la comunidad.

Jóvenes que a través del rezo del Santo Rosario y la tecnología evangelizan y
salen de sus comunidades a promover las virtudes cardinales.
Adultos mayores fuente de fe, historia y sabiduría; también representan a la familia y a todos aquellos que debemos salir al encuentro para hacer posible el sueño de Dios: un mundo lleno de amor, fraternidad, comprensión, unión, paz y esperanza.